16 mar. 2013

Abran sus jabones, es una orden



Cada vez que no sois capaces de abrir un jabón de Olivia, muere un gatito en Segovia.

Vale, ahora en serio, eso no, pero a mi se me parte el corazón en dos.
Te imaginas cocinar durante todo un día, y haberte pasado pineando horas y horas en busca de cosas monísimas y riquísimas para hacer y que de pronto tus comensales te digan... ay es tan bonico, que mira no, no lo vamos a comer, déjalo ahí que hace bonito encima de la mesa... ¿has visto que bonito queda?. Respira, se te ha puesto una gota como los dibujos manga, y ahí te queda la comida... por bonita!

Ok, negociemos, el packaging es mono ¿verdad?, bueno, al menos lo hemos intentado, y empaquetamos a mano uno a uno, y hacemos el lacre uno a uno, (si majos, uno-a-uno) y cuando Chechu libra es verdad que lo ponemos de "pegatineador"oficial, dale que dale a las pegatinas. Es más, es probable, que si te quedas en la tienda mas de una hora, te sentemos a poner pegatinas... Pero el objetivo del packaging es solo eso, empaquetar, y hacerte sentir que eres especial abriendo ese algo, porque si, hay que cargarse todo el papel cuando quieres sacar el jabón, y da pena, o gustirrinín, según como lo sientas. Y no se si lo sabéis, pero es un placer de reinas abrir algo que está hecho para hacerte feliz. A mi siempre me ha gustado el packaging, las cosas especiales,...  pero ya os digo que el lujo de verdad es el de romper, usar, comer, gastar y utilizar las cosas para lo que de verdad están hechas. Y yo no quiero hacer jabones de armario, los jabones de armario no molan nada, todos esos aceites maravillosos, esas fórmulas divinas que te van a cambiar la cara, metidas entre jerseys y bragas... que no... que no, que me niego, así que hoy voy a sacar la pizarra de profe y os voy a dar razones rompiendo 3 mitos para que les deis una oportunidad. Atentos a esta entrada, espero que aprendáis un montón.

Mito 1- Si son bonitos no son buenos. 

Otros mitos en la misma categoría son "rubia y tonta","guapa+feo es que el feo tiene dinero" y "las gafas te hacen mas listo".

El mercado está lleno de cosas feas que son buenísimas y muy efectivas, eso es verdad; brocoli cocido, vinagre para el pelo, y el mismísimo papel higiénico son tres ejemplos perfectos. Los tres son buenos y feos. Quien haya estado a dieta y visitado un herbolario-súpermercado de dieta lo sabe, es todo sanísimo y feo, muy feo. El jabón es un producto bonito, pero tampoco para morir de amor, al menos no los de aceite, (no confundir con los glicerinosos jamás que me da un telele!). Son suaves, cremosos al tacto, casi aterciopelados, perfumados y para ser jabón fresco-fresco tiene que ser un pelín blando (no confundir con blandengue). Afortunadamente, pude decidir entre hacer un producto feo o uno que a mi pareciese bonito. ¿Que hubieseis hecho vosotros? Aún así todo el empaquetado no ha llevado ni el 10% del tiempo que ha llevado la fórmula, por tanto el mensaje en cualquier caso es: si soy lindo por fuera, por dentro ni te cuento!



Mito 2-  Lo mejor es el packaging.

De los creadores de yo controlo, hablo inglés medio y el lunes me pongo a dieta.

Todo mentira. Mira que me han pasado cosas en menos de un año, firmar con el notario mi S.L., alquilar el local que me gustaba, verlo decorado mejor de lo que hubiese imaginado, ver el packaging hecho realidad, tener un fiestón de inauguración perfecto... pero, sabéis que día lloré, de llorar-llorar-hipo de emoción y de pura alegría... fue el día que escribí los Incis y el registro sanitario, ese día que pensé que no llegaría nunca porque no os hacéis una idea de lo duro, difícil y tremendamente complicado que es llegar hasta ahí. Los Incis son los ingredientes en su nombre técnico o en inglés por orden de cantidad. Seguramente no lo sepáis, pero a cualquier productor con registro sanitario le piden las mismas exigencias que le piden a las grandes marcas, y no son pocas. Ver las fórmulas, los ingredientes que yo quería, sin conservantes, sin colorantes, sin parabenos, hecho a mano, sin siliconas, sin sulfatos, sin perfume, sin alcohol, con el máximo porcentaje de aceite esencial del mercado, incluso con Absoluto de Rosa, que cualquiera que sepa del precio de las esencias os dirá "esta chica esta loca"... fue un subidón que no puedo explicar con palabras. Ahora mismo estamos peleando por un sello de calidad bio que lo certifique así que cruzad los dedos, a ver si así os dais cuenta de que da mas pena dejar ese jabón empaquetado que usarlo. Hay muy poquitos jabones como los nuestros, y no, no es (solo) amor de madre. Haced como yo y disfrutadlos mientras podamos, que cualquier día llega una ley que me obliga a ponerle "nosequé sintético" y ya os aviso de que yo me niego.


Mito 3- Si no hace espuma no limpia

De los guionistas de -Elvis Vive, -Walt Disney está congelado y -Cariño, esto no es lo que parece.

Es una mentira como un piano. Al jabón se le dice que es una piedra casi mágica porque es una emulsión dura de un porcentaje de agua y aceites o mantecas unidos por un alcalino (para los más técnicos, esto se llama saponificación). Lo que quiere decir que se puede diluir tanto en grasas como en agua. Si nos duchásemos solo con agua, la grasilla que genera nuestra piel haría de impermeable, y la mierdecilla y suciedad seguiría ahí, tal cual. Por eso usamos jabón, que se funde con nuestra propia grasa, y gracias al agua, consigue arrastrar la suciedad. Además si tiene aceites buenos tu piel ya irá absorbiendo lo que naturalmente necesita desde la ducha. Aviso, el cambio de un producto sintético a uno natural puede ser espectacular, hidratación, aspecto, suavidad... una gozada. ¿Ya estamos limpios?, pues vamos con la espuma.
La espuma natural la hacen algunos aceites específicos, el aceite de coco hace mogollón de espuma por ejemplo, pero el aceite de Oliva, que es mas valorado no, ese hace crema. Lo que pasa con el aceite de oliva pasa con la manteca de cacao, con el karité y con infinitas materias primas maravillosas por la que merece la pena sacrificar la espuma, lo que pasa es que estamos tan sugestionados por años y años, vidas enteras de publicidad, de ver baños de espuma interminable, que cuando llegamos a la ducha si no hay espuma automáticamente identificamos que no estamos limpiándonos lo suficiente. Mal.
Un jabón rico en aceites no hace demasiada espuma y se valora por la crema que hace, que además es signo de su baja alcalinidad, vamos, que es delicado y no un agresivo de calavera y dos tibias. Como la obsesión por la espuma es un ansia difícil de cubrir, pues nunca haremos mas espuma que la chica de la peli, los fabricantes comenzaron a introducir los sulfatos en los jabones, y de ahí a los champús, (si, por estos sulfatos ese famoso champú hace tanta y tanta espuma para ti y para todos tus compañeros). Ahora nos damos cuenta de que los sulfatos no son buenos, (tiene tela que nos lo tengan que decir, porque cuantos años llevas usando ese champú y aún no estás contento con tu pelo, ¿o me equivoco?). El caso es que, no quiero ser alarmista, pero esos sulfatos introducen dioxinas en tu cuerpo, causan problemas de salud, irritaciones, alergias, e incluso están relacionados con el desarrollo del cáncer y por si fuese poco te dejan el pelo y la piel hechos un asco. Suelen aparecer con el nombre Sodium Lauryl Sulphate. Sabiendo esto comprenderéis como algunos cosméticos chachis se cubren de gloria poniendo por ejemplo "limpiador sin jabón", toma ya!, yo me quedo con una cara de tonta que cualquier día salgo sola de manifestación. No se lo tengamos en cuenta, lo que quieren decir, amigos, es que no llevan ni sulfatos*, ni jabón con sulfatos, es decir, que va a ser suave y que no va a hacer mucha espuma. (*ojo que algunos aún así llevan sulfatos!).
Espero que lo empiecen a nombrar de otra manera pronto, o seremos la primera marca que hagamos "jabón sin jabón" y nos vamos a quedar tan anchos!

Yo acabo de romper tres mitos, 
¡te toca a ti romper el envoltorio!

*hay muchos mas mitos jaboniles, si os ha gustado otro día seguimos!

 ♫ Best Day of My Life – American Authors  

53 comentarios:

LittleMars dijo...

Ay Paula... es que da tanta penita abrirlo... pero tienes razón!! Lo mejor está dentro!!
Pasa lo mismo con las libretas chulas, que dan pena usarlas y al final se acumulan... Yo me planté un día y me negué a dejarlas en blanco y les asigné un uso a cada una de ellas.
Un beso!
Marta

palomanitas_paloma dijo...

Pedazo post...plas plas plas! Me ha encantado!

Pérez 78 dijo...

Bravo!!

María Luisa dijo...

Después de leer este post he decidido que el lunes voy a por uno de tus jabones. Siempre he tenido la piel muy seca y desde hace poco he empezado a leer sobre los parabenos, siliconas y demás porquerías que le meten al jabón, cada vez más convencida de que tengo que cambiar mis productos de higiene.

Paula dijo...

A mi me regalaron hace un par de meses el de mojito y lo tengo en una jabonera monisima en forma de bañerita vintage... A la espera del buen tiempo para abrirlo... Por Diosssss, que llegue ya el calorcitoooooooooo!!!!!!! Maldito invierno!

Nemo. dijo...

no he probado tus jabones, pero es verdad que los había pensado como regalo... y que narices... me los regalaré yo... y para usarlos mucho

http://blog.conideasyaloloco.com
www.conideasyaloloco.com

Adictaaloscomplementos dijo...

Buenísimo post!este año no pasa que me regale unos jabones por mi cumple, con clara intención de usarlos en cuanto lleguen a mi poder, he dicho!
buen fin de semana!

Montse dijo...

Muy bueno el post Paula!
No sabía esto de los sulfatos, desde ahora cuando compre un producto lo pienso mirar. Gracias!

Montse dijo...

Muy bueno el post Paula!
No sabía esto de los sulfatos, a partir de ahora cuando compre un producto lo miraré.
Gracias!

Fashion Sisters dijo...

Que post tan interesante Paula!!!! Estoy deseando empezar a organizar mi boda para ponerme en contacto contigo y hacer un encargo muy especial, de esos que muy poca gente sabe hacer tan bien como tu!!!!! Un beso

Yolanda dijo...

Genial!! Me encantan tus jabones incluso para el pelo!! La vie in rose es genial!! Yo guardo todo s los envoltorios para tunearlos...no puedo tirarlos son preciosos!!!

Anónimo dijo...

Como me gustan tus jabones!! Los he probado casi todos!! La vie in rose es una pasada!! Lo utilizo incluso para el pelo. Yo, guardo todo el packaging para tunear y darles una segunda oportunidad, Son preciosos!!!
Suerte
Yolanda

Núvol de Sucre dijo...

Pero que post taaan interesante! Además de reirme con la caida de los mitos, he aprendido un montón!!! Adiós a la espuma! Hola a la crema! Voy de cabeza a tu shop!!!

NÚVOL DE SUCRE

Gina

mitetablog dijo...

Totalmente de acuerdo!!! Hace poco me regalaron unos bombones de Japón con un packaging increíble y después de unas semana adornando la estantería me los comí :) Mereció la pena! Q ricos! Tus jabones no se comen, pero seguro que huelen que alimentan ;)
Estoy deseando visitar tu tienda! Además no conozco Segovia... espero poder ir pronto.
Felicidades por el post! Es genial!
Un saludo!
Candela - miteta

Audrey_Rocks dijo...

A mi me ha encantado!!
Y si quieres hacer más posts rollo: mitos del jabón, por mi encantada.. es una parte de la química que no nos enseñan en la facultad!
¡Mil gracias por el post, Paula!
¡Besos!

superkitina dijo...

Super super super interesante. Yo quiero una segunda entrega, si señor!

Kilika*Hechoamano dijo...

Grande, eres una grande de verdad! Me encanta leerte y por supuesto yo usé tus jabones. :)

Laura dijo...

Hola Paula,

estoy completamente de acuerdo contigo en lo de abrir los jabones, ¡las cosas están para disfrutarlas!

Sin embargo quería hacer una pequeña puntualización sobre lo que dices de los sulfatos. Creo que deberías especificar que te refieres al laurilsulfato sódico en particular y a ciertos tipos de tensioactivos (o detergentes). Porque el sulfato sódico a secas, por ejemplo, se encuentra en el agua mineral, es decir, es algo natural, que nos bebemos, y no es perjudicial para la salud. Otra cosa serán aquellos sulfatos con esa cadena larga con acción detergente detrás.

Me imagino que habrás utilizado el término por no particularizar y hacer la lectura muy técnica, pero a veces el no ser preciso puede crear un poco de alarmismo en torno a los sulfatos en general.

También quería comentar un poco sobre el tema de las dioxinas. Éstas se producen en procesos de combustión que implican al cloro. Algunos detergentes que lleven blanqueantes basados en cloro sí que podrían dar lugar a la aparición de dioxinas (una vez quemados), pero no el laurilsulfato de sodio en sí.

Siento el "rollo" químico, pero soy ingeniera química y uno de los argumentos más utilizados por los detractores de las formulaciones ecológicas y naturales (de las cuales, yo estoy a favor), es precisamente esto. Siempre dicen "estos ecologistas bla bla bla no saben de lo que hablan". Hay que demostrarles que sí que sabéis de lo que habláis y que merece la pena realmente este tipo de productos.

Un abrazo Paula.

ParafernaliaBlog dijo...

Pues yo soy de las que los abro y los uso. Me encanta entrar al baño y percibir el olor a mojito, y que las duchas por las mañanas consigan despertarme de golpe, además de la sensación que te queda en la piel. Aunque también tengo que reconocer que tengo en el armario uno de los jaboncitos de muestras que venían con el paquete

Alexandra MO dijo...

Amiga de mi alma, que post tan bueno!! Te agradezco enormemente tu aporte y explicación. A mi me pasa lo mismo, mis clientes no sacan el jabón del empaque y si lo sacan no lo usan lo dejan de adorno en el baño. Vivo peleándome con ellos porque se están perdiendo la frescura y la emoción. No al gel de baño industrial con sulfuro. Sí al jabón artesanal hecho con amor :D Alexandra

Rachl dijo...

Y ya puestos a pedir, ¿qué tipo de champús nos recomiendas utilizar?
Muuuchas gracias por tus post!

Mabel dijo...

Y con una piel mixta (o eso dicen...) cuál es el adecuado? O da lo mismo si se trata de un jabón de verdad?
Muy buen post, qué tal una segunda entrega?

Mirian dijo...

Hola:
Hice un pedido la semana pasada (que por cierto me sorprendió por la rapidez en llegar) y el paquete llegó al cole durante el recreo. (Cosas de ser maestra en un pueblo de la Alpujarra- Fondón. Si no estás en casa, te buscan allí).
Le pedí que me sujetara el paquete a uno de los niños para atar un cordón a un pequeñito y ¡maravillas!... Me preguntaron que qué era lo que olía tan bien.
Les expliqué que eran jabones y algunas cosillas más.
¿Podemos verlos? (Ellos se referían a probarlos, olerlos, tocarlos....). Hemos estado trabajando los sentidos con un " concurso olfativo" que les ha llegado al alma. (Parece).
Se fijaron en todo; el papel, el lacito, el lacrado, el olor que desprendía el jabón antes de abrirlo....
En fin, que pasamos los últimos 10 minutos del recreo lavándonos las manos y utilizando la nariz. A mi me huele a ..... ¡Invenciones de todo tipo!... ¡Y cómo les ha gustado las "pepitas" del jabón.Son pequeños y aún no saben leer la etiqueta. Pasado un tiempo prudencial les leí los ingredientes.
No suelo escribir en los blogs que sigo, pero después de leer tu post, no pude resistirme a contarte que nosotros/as hemos abierto tus jabones y los hemos disfrutado.
Por cierto, se pasaron parte de lo que quedaba de clase oliéndose las manos. ¡Y hemos tenido que dejar un trocito en la clase! porque como dices ellos/as.... Maestra es que este jabón es mucho mejor que el líquido.
Mirian
Por cierto, al día siguiente tenía el ofrecimiento de una abuela que nos va a enseñar a hacer " jabones como los de antes".
Mil gracias por todo lo que nos van a aportar tus jabones.

Alexandra MO dijo...

No sabía tu nombre real Paula? Me gustó mucho tu post, pero no me gusta nada eso que has puesto sobre los jabones glicerinosos que no te gustan. Me ofendes, yo hago jabones de glicerina también y son estupendos.
No se si te has dado cuenta de que la glicerina está contenida en los ácidos grasos. O es que tu le extraes la glicerina a tus jabones?

Te dejo información complementaria sacada de wikipedia, por si no te has enterado:

Alrededor del año 600 a. C., los fenicios divulgaron el conocimiento alquímico de cómo hacer jabón, unos siglos más tarde, tuvo su difusión a través de Marsella, en los galos y en los pueblos germánicos.

Anteriormente este compuesto orgánico no se llamaba "glicerina" o "glicerol," porque estos nombres se crearon en el siglo XX. En el siglo XIV durante el reinado de Carlos I, la corona inglesa monopolizaba el comercio y la fabricación de jabón. En el siglo siguiente, este conocimiento se tomó de la alquimia para la química, un ejemplo histórico estaría en el del químico inglés Claude Joseph Geoffroy (1741), que intensificó sus estudios sobre la naturaleza de las grasas, lo que le llevó al descubrimiento de la glicerina. Menos de 40 años después, el químico sueco Carl Wilhelm Scheele fue el primero en aislar este compuesto en 1779, calentando una mezcla de litargirio (PbO) con aceite de oliva. Fue él quien formalizó el descubrimiento de que las grasas y aceites naturales contienen glicerina.

El glicerol está presente en todos los aceites, grasas animales y vegetales en forma combinada, es decir, vinculado a los ácidos grasos como el ácido esteárico, oleico, palmítico y ácido láurico para formar una molécula de triglicéridos. Los aceites de coco y de palma contienen una cantidad elevada (70 - 80 por ciento) de ácidos grasos de cadena de carbono 6 a 14 átomos de carbono.
Estos producen más moléculas de glicerol en los aceites que contienen ácidos grasos de 16 a 18 átomos de carbono, como las grasas, el aceite de semilla de algodón, el aceite de soja, el aceite de oliva y el aceite de palma. El glicerol combinado también está presente en todas las células animales y vegetales como parte de su membrana celular en forma de fosfolípidos.

Otra cosa, los jabones de base glicerina, no contienen alcohol, éste se evapora en el proceso de saponificación. Se hacen igual, de aceites con un alto contenido de aceite de ricino, azúcar y alcohol para conseguir la transparencia que los hace mágicos. Y como el proceso consiste en derretir a baño maría, mezclar con aceites esenciales, otros aditivos especiales para la piel y verter, ese alcohol que tu dices no permanece en las pastillas.

Alexandra

Anónimo dijo...

Hola Paula! Siempre me encantan tus reflexiones!

El año pasado en una boda me regalaron uno de tus jabones, y lo he tenido durante meses adornando la estantería, hasta que a principios de este año decidí abrirlo y usarlo.

El jabón me ha encantado, pero, y aunque yo no entiendo de jabones, me he quedado un poco chof con el tema de la espuma... no daba espuma! Ya se que eso no tiene nada que ver con que sea o no un buen jabón o con que limpie o no, pero con lo que si tiene que ver es con que el momento de lavarte las manos sea toda una experiencia, y en eso me ha decepcionado un poco...

El tema de la espuma creo que es como lo que comentas del empaquetado, no es lo más importante, pero si lo que contribuye a hacer de un simple jabón un detalle muy cuidado que encanta a todo el mundo. Con la espuma pasa igual, no es lo más importante, pero si lo que hace que el jabón sea algo más que un elemento de higiene personal...

Un abrazo!

tibby dijo...

Me ha encantado tu post. Hacía tiempo que no te leía aunque te tengo en Bloglovin. Siguiente paso? Buscar tus jabones en internet para romper el envoltorio
Muaksss
Cris

Hoy estoy sembrada dijo...

Llevo 4 días con Mirindas y estoy tan suave como un bebé!! De todas formas ese packaging tan chulo no lo voy a tirar... Creo que voy a poner cada papel, con su pegatina, en un marco...

Lola dijo...

Después de volver a pasar por tu tienda ( andando mas de una hora bajo la lluvia), coger nuestros balsamines y algunos jabones mas, me he vuelto a casa oliendo a heidi y a vie en rose y he decidido que los voy a abrir, no hay excusa!! Eso si, los envoltorios se vienen a mi álbum del making off de la boda, porque descubrir a Paula y sus jabones y bálsamos ha sido uno de los momentos mas chulos de estos meses tan divertidos de preparativos.
Gracias por este post, y sigue haciendo muchos jabones Paula!!!
Besos

Buenas Miras dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tus comentarios, Paula. No sirve de nada hacer las cosas bien y poner el máximo empeño y cariño, como tú lo haces, si luego no se disfrutan.

La vida está hecha para disfrutarla y las cosas que merecen la pena como mejor se reconocen es disfrutándolas.

Sigue así con tu trabajo y con tus post. Genial todo!

www.buenasmiras.com
https://www.facebook.com/BuenasMiras

Elvira dijo...

Un post genial Paula, cuéntanos más cosas de estas!!!Que la publicidad nos tiene absorbidas las cabezas y las melenas!!! Un beso y mil gracias por tus jabones!

Anónimo dijo...

Muchas gracias por explicarnos más cositas de tus jabones.
Yo hace años que utilicé la Vie en Rose y me enamoré!!!

Podrías aconsejarnos, por favor, jabón para el pelo. Aunque yo te mandaría deberes y te pediría que te pongas manos a la obra :)

Un besazo Paula!!! Eres genial!

Maï Tomasena dijo...

Cuánta razón llevas y cómo me ha gustado poder saber más sobre lo que llevan tus jabones, tengo uno en el baño y nos encanta. Siempre he pensado que otro gallo cantaría si todo el mundo supiera el trabajo que hay detrás de cada cosa que hacemos. Grande Paula, eres todo un ejemplo de trabajo, perseverancia y pasión por lo que haces. Un besazo!

Maï Tomasena dijo...

Cuánta razón llevas y cómo me ha gustado poder saber más sobre lo que llevan tus jabones, tengo uno en el baño y nos encanta. Siempre he pensado que otro gallo cantaría si todo el mundo supiera el trabajo que hay detrás de cada cosa que hacemos. Grande Paula, eres todo un ejemplo de trabajo, perseverancia y pasión por lo que haces. Un besazo!

Diario de una chica de ciudad dijo...

Que entrada mas interesante!!me han entrado ganas de seguir y segui leyendo!!
Enhorabuena por tu blog y por tus productos
Bss

Olivia dijo...

Muy bueno el post......te buscaré para probar tus jabones.......
Saludos

OLIviA

Provinciana dijo...

Leo y releo.
Me encanta.
Quisiera este post en formato bolsillo, impreso y en un sobre. ¡Lo voy a hacer! oara adjuntar cuando regalo uno de los jabones de Olivia.
Gracias, ahora voy a desempaquetar todo lo que tengo en el armario, camuflado entre camisetas de "de por dentro"

Raquel García dijo...

Buen post!!!!

Monika Antero dijo...

Por si te sirve de consuelo, no me ando con contemplaciones con el envoltorio de tus maravillosos jabones. Los uso y los disfruto hasta el final.
Decirte que este post me ha encantado y que me encanta que rompas mitos.
Muchas gracias por tu trabajo!

Begoña dijo...

Yo he sido incapaz de abrir el mío!!!! Pero tienes razón y hoy mismo lo voy a estrenar... El problema es que es taaaan bonito.

Cristina Fraile Tamayo dijo...

No conozco tus jabones pero seguro que tienes razón (y mas leyendo los comentarios que deja la gente¡)
Un beso y me animo a leer otros mitos sobre jabones¡

http://cheekonchic.blogspot.com.es/

conmibolsoacuestas dijo...

Hola Paula, qué bien te has explicado hija. Y qué razón tienes. Yo siento penilla al romper tus envoltorios pero por otro lado no sabes la ilusión que me hace encontrarme con el jabón que me va a hacer feliz por las mañanas.

beso grande

Bikísimas dijo...

Yo los abro, los uso y los disfruto !!!
Si, si, claro que los miro... claro que admiro maravillada ese precioso empaquetado, pero después rompo el papel y me voy corriendo a la ducha !
Enhorabuena, tu producto es MARAVILLOSO !

Srta Pomelo dijo...

He conocido tu blog a través de una profesora que tenemos de redes sociales y pone como ejemplo tu trabajo y dedicación. A parte de eso, me ha encantado el blog, los jabones y por supuesto, la forma que tienes de redactar las entradas. Te explicas muy bien y es divertido leerte. Me quedo por aquí con tu permiso y te doy la enhorabuena por todo aquello a lo que te dedicas y le sacas partido: trabajo, tiempo, aficiones y simpatía.

Coco dijo...

jajajajaja.... va por mi!!!!! Pues desde mi última visita mis baños huelen mucho mejor. Superamos la prueba, jabones abiertos y cremas a pleno redimiento

Marie dijo...

¡oh, cuantas cosas he aprendido con este post! Podrías hacer otro taller como aquel que hiciste y enseñarnos todos los secretos de hacer jabón del bueno :) Eres genial! un beso

Marie lived in London

Anónimo dijo...

Hola Paula,
La cadena Aesop, son jabones naturales australianos, ponen en sus tiendas dos lavamos para que los clientes puedan probar los jabones en las tiendas.
Así puedes abrirlos en la tienda y explicar todo eso en la tienda.
Es una aportación para tú próxima tienda en Una gran ciudad ;)

Mercedes dijo...

¡Hola Paula!
Aunque Ángela Coquetissima ya nos habia hablado de tus jabones en otro post, ahora con este último que ha publicado no me he podido resistir...vengo y me quedo, me encantan los jabones y la próxima vez que vaya a Segovia haré todo lo posible por haceros una visita, tengo una casita en un pueblo muy cerca de alli.
Muchos ánimos, fuerza y energia para seguir adelante con tu preciosa tienda.
Besotes♥

Visual merchandising dijo...

Enhorabuena por el post.

Nagore dijo...

Fui a Segovia el primer fin de semana despues de la inaguracion. Santander, Segovia. Me lleve 12. Algunos para mi y otros para regalar. No he sido capaz de abrirlos. Bueno si, uno y ya. Los de mas estan en el cajon de las bragas y en mi tocador. Me da pna, ya veo aue todas somos iguales. Salena igual. Tiene sin abrir el que le regalr. Algun dia tirare la casa por la ventana. Te lo curras mucho y da penica. Ya te conte que mi madre se lo toma de otro modo. " Nagore las cosas estan para usarlas, cuando se acaben se compran mas y punto"

Razon tiene!!

Top Secret Madrid dijo...

Aich!! Si es que son tan cucis que da penita abrirlos... pero con el pintón que tienen y lo rebien que deben oler, habrá que hacer un esfuerzo ;)

mimieux dijo...

Reconozco que tengo un jabón sin abrir, precioso..y que huelo cada vez que pasó a su lado..pero, me has convencido! Hoy mismo lo abro y lo disfruto :)

Sofi from Sweden dijo...

Hi, I think your blog is very intresting. But I don't understand so much spanish so I would love if you wrote in english and spanish! :)

Connie dijo...

pero que tremendo! esta super lindo tu trabajo. Soy de argentina y me gustaria probarlos!
un beso
connie

ShareThis

Sígueme en Pinspire

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin