5 jul. 2011

Venta Moncalvillo



Gracias a Íñigo y Pablo, (bueno y a Patricia que nos llevó), el primer día en Josephine, nada mas llegar y comer, ya teníamos un lujazo de Curso de Iniciación al Vino impartido por el megapremiado Sumiller Carlos Echapresto, en su restaurante Venta Molcalvillo.
Al principio en el curso creo que todas nos quedamos expectantes ante la seriedad con la que nos hablaba, Rioja Alta, Rioja Baja, uva Garnacha, cepa por aqui, uva por allá... ni una broma oye, y todos mas rectos que en un clase de historia en mi colegio de las monjas... pero ay amigos! nada que ver, después de una introducción para situarnos en La Rioja y su vino, nunca mejor dicho, Carlos sacó una caja mágica de olores entre los que se encuentran los matices del vino, y aquí empezó el juego y la fiesta...


Si es verdad eso de que un buen sumiller lo que mejor conserva es la memoria, la memoria olfativa se entiende, nosotras ese mismo día empezamos a entrenar la nuestra,... el primer aroma... Piña, va este es fácil (y si es verdad, con las esencias de los jabones tengo una pequeñita ventaja en esto de jugar a ser nariz), después Pimiento Verde, la cosa se complicaba... ya con tocas enganchadas y totalmente picadas en esto de los olores va y nos saca un botecito con olor a requemado, a cereal, a fruto seco?... pues no, a Pan Tostado... como? Pero esto también es un acento aromático del vino? pues se ve que si, que hay moléculas en el vino idénticas al melocotón, a la frambuesa, al caramelo, a maderas... no llegamos a encontrar todos esos acentos en los vinos que catamos, obviamente, Carlos es buen profe, pero no hace milagros, pero saboreamos unos vinos tremendos y aprendimos un montón del maestro.

Desde la ventana veíamos el huerto, que después nos enseñó, tenía hasta grosellas brillantes preciosas, paseamos por parte del comedor, olimos el aceite que hacen en exclusiva para ellos... y salimos de allí deseando volver, para decirle a Carlos, "Haz conmigo lo que quieras" en el sentido gastronómico de la frase, se entiende... comer y beber allí debe ser otra dimensión que espero contaros no tardando mucho...

Divertidísimo esto de jugar a sumiller, de verdad, oxigeno la copa, la miro, paso la mano por detrás para ver la transparencia, enfoco para ver la gota... me encantó, y aunque no soy ninguna experta, nunca se sabe... desde luego si alguna de las Josephinescas se hace entendida alguna vez siempre podrá presumir de que tuvimos el mejor padrino y además en La Rioja...

Gracias Carlos! Fue de verdad un PLACER que nos recibieras, nos diste una lección de vino, de aceite, de sentido del gusto, del saber hacer y de "speech" (que tiemble Steve Jobs!), y por favor, si alguna vez comercializas "Colorín" resérvame un par de cajas... me va a costar olvidar la botella, el color, el sabor...

Venta Molcalvillo
Carretera MEDRANO, 6,
26373 Daroca de Rioja
941 44 48 32 ‎
MAPA
WEB

Fotos mías y de mis compis, Fina y Merche de Grossomodo

BSO: Engine To Turn – Tift Merritt
{Pincha el corazón para la BSO del post}

oliviadigame@hotmail.com

1 comentario:

Zepequeña dijo...

Que sitio mas ideal!

Zepequeña.

ShareThis

Sígueme en Pinspire

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin